Condiciones generales de venta

Estas condiciones generales de venta rigen la relación entre, por un lado, la empresa PIERRE MARCOLINI GROUP SA / NV, cuya sede se encuentra en la Rue du Bassin Collecteur 4, 1130 Bruselas, número de empresa: BE0461.740.982, y que opera bajo el nombre “E-Boutique Pierre Marcolini”, en lo sucesivo “el Vendedor”; y, por otro lado, la persona física o jurídica que realice un pedido a distancia (esto es, un pedido “en línea”, a través de la página web https://eu.marcolini.com), en nombre propio o en nombre de terceras partes, tanto para fines profesionales como privados, en lo sucesivo, “el Cliente”. En función de la situación específica del Cliente (consumidor o no), algunas cláusulas de estas condiciones generales pueden no resultar de aplicación.

PIERRE MARCOLINI GROUP SA/NV propone al Cliente la venta de productos en línea bajo la denominación “La E-Boutique de Pierre Marcolini”.

El Cliente deberá acreditar tener plena capacidad jurídica.

Los productos se describen en la página web https://eu.marcolini.com de buena fe y de la manera más precisa posible. El Cliente siempre tiene la posibilidad de obtener información adicional sobre los productos presentados simplemente enviando un email a la dirección de correo electrónico customercare@marcolini.be, o por teléfono al 00 32 (0) 478 44 4497. La presentación de los productos no vincula por lo tanto al Vendedor y no constituye una oferta según la definición de este término en el marco del derecho civil.

Las fotografías, esquemas, dibujos o fragmentos de vídeo que ilustran los productos no son de índole contractual. Si contienen errores, no serán, en ningún caso, responsabilidad del Vendedor.

Como las creaciones presentadas en la tienda en línea de Pierre Marcolini son productos alimenticios, que pueden deteriorarse o caducar rápidamente, el consumidor no tiene derecho de retractación.

Los productos ofrecidos en la tienda en línea de Pierre Marcolini son los que aparecen en la página web el día en el que el Cliente consulta dicha página y dentro de los límites de las existencias disponibles.

El Cliente puede ver los diversos productos ofrecidos por el Vendedor en su página web https://eu.marcolini.com. El cliente puede navegar libremente por las diversas páginas del portal, sin tener que comprometerse a realizar un pedido.

Cada producto se acompaña de una ficha de datos (descripción del producto, composición, fotografía y precio) elaborada con la máxima exactitud y precisión para presentar una descripción lo más fiel y completa posible. No obstante, teniendo en cuenta que los productos se presentan en formato digital a través de Internet, es posible que la percepción por parte del Cliente de la representación fotográfica de los productos no se corresponda exactamente con el producto en sí.

El Cliente seleccionará los productos deseados y su cantidad. Los productos se añadirán automáticamente a la cesta del Cliente.

A la hora de pedir un producto en la página web, el Cliente podrá crear a su vez una cuenta personal, haciendo clic en “Deseo crear mi cuenta de cliente con un solo clic para poder hacer un seguimiento de mi pedido”. Para proceder a la creación de la cuenta, el Cliente deberá completar un formulario en el que tendrá que introducir su dirección de correo electrónico y una contraseña de su elección que serán personales y confidenciales, y que le servirán para poder identificarse posteriormente en la página web. El Cliente acepta que la introducción de estos dos identificadores es prueba de su identidad y que, con ellos, expresa su consentimiento explícito con respecto a las presentes condiciones generales de venta.

En todo momento, el Cliente podrá obtener el detalle de los productos seleccionados, haciendo clic en « ver mi cesta ». También podrá corregir los posibles errores cometidos a la hora de introducir los datos del pedido, terminar su selección de productos y confirmar finalmente los productos elegidos haciendo clic en “Confirmar el pedido”.

El Cliente puede elegir el método de pago que desee de acuerdo con las modalidades previstas en el Artículo 6.

Una vez que el Cliente haya hecho clic en “Comprar”, el pedido quedará confirmado y registrado definitivamente y el proceso de venta quedará completamente cerrado. El Cliente ya no podrá corregir ningún error cometido a la hora de introducir los datos relativos al pedido.

Una vez enviada la confirmación por correo electrónico, el contrato entre las partes se considerará concluido, lo que implica la aceptación sin reservas de las presentes condiciones generales. La confirmación del pedido incluirá los detalles siguientes:

  • Resumen detallado de los artículos
  • Cantidad total del pedido
  • Cantidad total de los gastos de envío y otros gastos
  • Información de contacto del Cliente
  • Lugar y fecha de envío del pedido (solo para información)
  • Información sobre las modalidades de pago
  • Datos de contacto del servicio de atención al cliente de la tienda en línea Pierre Marcolini.

El formulario de pedido quedará registrado en los archivos informáticos del Vendedor, que a su vez se almacenan en un soporte seguro y duradero, y se considerarán como prueba de la relación contractual entre las partes. Dicho formulario dará así mismo fe de la disponibilidad y el precio de los artículos.

Los sistemas de registro automático se considerarán como prueba de la naturaleza, el contenido y la fecha del pedido. La venta solo se considerará finalizada una vez que se haya enviado al Cliente la confirmación del pedido por correo electrónico.

El Vendedor solo se verá obligado a ejecutar el pedido a partir del envío de esta confirmación por escrito en la cual se indica que acepta procesar dicho pedido. El Vendedor se reserva el derecho de supeditar el pedido a otras condiciones, suspenderlo o rechazarlo, especialmente si el pedido es incompleto, si los datos comunicados son obviamente incorrectos, si los pedidos anteriores no han sido abonados, o por cualquier otra razón a discreción del Vendedor.

El Cliente es plenamente responsable de las informaciones comunicadas a la hora de hacer el pedido: en caso de que estas informaciones contengan errores, el Vendedor no se hace responsable de la imposibilidad de efectuar la entrega.

Los pedidos no se considerarán definitivos hasta que el Cliente no los confirme y, por ende, abone la totalidad del pago.

Los precios de los diferentes productos están indicados en euros (€) y en libras esterlinas (£) e incluyen todos los impuestos. Los precios son netos, excluyendo los gastos de envío. El Vendedor se reserva el derecho de modificar los precios en cualquier momento. En cuanto a la divisa elegida (en euros o en libras esterlinas), los productos se facturarán en función de los tipos de cambio vigentes en el momento de la validación del pedido, sujeto a disponibilidad. El tratamiento del pedido implica la aceptación del precio indicado para el producto elegido.

Los gastos de envío, si los hubiera, se especificarán por separado cuando se realice un pedido y también se deberán abonar en el momento del pedido.

En el momento de la confirmación del pedido, el importe total se considerará el precio final, incluidos todos los impuestos y tasas.

Cualquier pedido realizado a través de la página web y entregado fuera de Bélgica podrá estar sujeto a impuestos y aranceles aduaneros que gravan el paquete cuando este llega a su destino. Estos aranceles y cualquier impuesto relacionado con la entrega de un artículo correrán exclusivamente a cargo del Cliente y serán responsabilidad suya. El Vendedor no está obligado a verificar e informar al cliente de los aranceles e impuestos aplicables. Para conocerlos, el Vendedor aconseja al Cliente que se ponga en contacto con las autoridades competentes de su país.

La página web de la tienda en línea de Pierre Marcolini se rige por la ley belga, y los artículos presentados en dicha página web se enviarán desde Bélgica. Las facturas, establecidas en euros o en libras esterlinas, estarán sujetas al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de Bélgica, que es del 6% para los productos y del 21% para los gastos de envío.
Todo pedido enviado desde Bélgica a otro país de la Unión Europea estará sujeto al IVA del país de envío de conformidad con los umbrales autorizados por la Unión Europea.

El Vendedor acepta las siguientes modalidades de pago: VISA, MASTERCARD, AMERICAN EXPRESS, BANCONTACT. El Cliente recibirá por correo electrónico el comprobante con la confirmación del recibo del pago del pedido.

Independientemente de la modalidad de pago elegida, el pedido solamente se tramitará una vez que haya sido validado. Mientras un pedido no haya sido validado, permanecerá guardado pero no se tramitará. La validación del pedido se emitirá una vez que el Vendedor reciba la autorización de débito enviada por el organismo de verificación y validación de pagos. En ese momento el Vendedor enviará un correo electrónico de confirmación y cobrará al Cliente el importe del pedido.

El Vendedor se reserva el derecho de suspender cualquier gestión de un pedido en caso de que los organismos acreditados denieguen la autorización del pago con tarjeta de crédito o en caso de impago. Llegado este caso, el Vendedor podrá considerar la venta como nula.

El Vendedor garantiza la confidencialidad total de los datos bancarios, gracias al uso del protocolo SSL, que asegura el control automático de la validez de los derechos de acceso al pagar con tarjeta de crédito y encripta todos los intercambios con el objetivo de garantizar la confidencialidad.

En general, en el contexto de sus relaciones contractuales, las partes aceptarán como prueba los comprobantes de pago electrónicos (email …).

Las partes acuerdan que los datos registrados por el Vendedor constituyen una prueba del conjunto de las transacciones realizadas en la página web por parte del Cliente. Los datos registrados por el sistema de pago constituirán la prueba de las transacciones financieras efectuadas.

El archivado de los pedidos y de las facturas se realiza sobre un soporte seguro y duradero, y se podrá utilizar como prueba.

Los pedidos se procesarán de lunes a viernes, excepto festivos. Los paquetes se envían desde Bélgica, en un plazo de 1 a 15 días laborables después del pago del pedido, excepto en caso de fuerza mayor.

El vendedor no se responsabilizará de la entrega tardía o de la falta de entrega en caso de fuerza mayor o evento fuera de su control que imposibilitaría la ejecución del contrato o que lo haría más costoso en su totalidad o en parte; o por hechos cometidos por terceras partes, como proveedores de las partes contratantes, subcontratas, agentes y representantes; o en caso de que el Cliente no respete sus compromisos.

Se considerarán casos de fuerza mayor, y por ende liberarán al Vendedor de su obligación de realizar la entrega: la guerra, los disturbios, los incendios, las huelgas, los accidentes y la imposibilidad de ser abastecido. El vendedor mantendrá informado al Cliente de manera oportuna en caso de que se produzca alguno de los casos o eventos enumerados anteriormente.

En cualquier caso, la entrega de los productos dentro de los plazos solo podrá realizarse si el Cliente ha respetado plenamente las obligaciones contraídas hacia el Vendedor. Además, los plazos se indican de buena fe en el pedido o en su resumen y solo tienen un valor indicativo. Por lo tanto, los plazos no constituyen en sí mismos una condición esencial del contrato y el Vendedor no se responsabilizará ni abonará ninguna compensación o pago de intereses en caso de retraso en el cumplimiento de sus obligaciones.

El Cliente también puede modificar la fecha elegida, siempre respetando las condiciones establecidas en el correo electrónico de confirmación, ya sea a través de la página web https://eu.marcolini.com, o poniéndose en contacto con el servicio de atención al cliente en customercare@marcolini.be. El Cliente asumirá todos los posibles gastos y modificaciones de costes relacionados con este cambio de fecha.

El Vendedor se reserva el derecho de confiar ciertos servicios a terceras partes, dependientes o agentes que actúen bajo su responsabilidad, dentro de los límites permitidos por las disposiciones legales y las normas sobre aprobación y acreditación.

Los productos adquiridos en https://eu.marcolini.com se entregarán en la dirección que haya indicado el Cliente en su pedido. El Vendedor no se responsabilizará de las consecuencias derivadas de los errores cometidos por el Cliente al hacer el pedido.

El Vendedor tampoco será responsable del incumplimiento del contrato firmado entre las partes en caso de fuerza mayor, disturbios, huelgas parciales o totales, especialmente de los medios de transporte y de los servicios de paquetería.

Junto al pedido se enviará un albarán, emitido a nombre del Cliente, con los detalles de la entrega.

Solo se aceptará la devolución de un producto por motivos de calidad. De ser el caso, le rogamos amablemente que nos envíe un correo electrónico al servicio de atención al cliente a customercare@marcolini.be y que acompañe su petición con fotos del producto y del embalaje. La petición de devolución solo podrá realizarse en los 7 días laborables siguientes a la recepción del paquete.

El derecho de retractación queda excluido de los contratos celebrados a distancia a través de la página web https://eu.marcolini.com, de conformidad con el artículo VI.53 de la Ley de 21 de diciembre de 2013 y el artículo 47 § 4 6 ° de la ley de 6 de abril de 2010 sobre prácticas de mercado y protección del consumidor.

Las ofertas se proponen dentro de los límites de disponibilidad del producto. En caso de que el Cliente realizase un pedido y uno o varios de los productos no se encontrasen disponibles, el Vendedor se compromete a informar al Cliente por teléfono o correo electrónico lo antes posible. El Cliente podrá solicitar la cancelación del pedido. De ser el caso, el Cliente recibirá un reembolso en su cuenta bancaria del importe abonado, a más tardar dentro de los treinta días siguientes a la cancelación.

Todos los textos, comentarios, ilustraciones e imágenes reproducidas en nuestra página web están protegidos por derechos de autor y derechos de propiedad intelectual. Por tanto, queda totalmente prohibido reproducir total o parcialmente estos contenidos sin el acuerdo del Vendedor. Realizar un pedido no conlleva transferencia ni concesión de derechos intelectuales, excepto mención explícita.

Los productos presentados cumplen con la legislación belga y europea vigentes. En este sentido, el Vendedor no podrá ser considerado responsable en la medida en que habrá prestado sus servicios de conformidad con los requisitos incluidos en estas reglamentaciones.

El Vendedor solo podrá ser considerado responsable ante el Cliente en caso de fraude o negligencia grave, cometidos por él, por sus subordinados o por sus mandatarios.

El Vendedor no será considerado responsable de ningún daño indirecto como resultado de los siguientes supuestos, siendo la siguiente lista enunciativa y no limitativa: interrupción de la actividad empresarial, pérdida de ganancias, pérdida de oportunidades, pérdida de producción, pérdida de mercado, pérdida de clientes, daños a la reputación, daños o gastos.

Cualquier reclamación deberá enviarse por escrito, sin demora, por correo electrónico a customercare@marcolini.be o por correo certificado dirigido al Vendedor, a la dirección que se menciona en el Artículo 1 de las presentes condiciones de venta. Si en los treinta días siguientes a la recepción de la reclamación, se constata que el Vendedor ha incumplido sus obligaciones, este correrá con los gastos de proceder a una nueva entrega de los productos que hayan sido objeto de la reclamación.

La tienda en línea de Pierre Marcolini conserva la plena propiedad de los productos vendidos hasta el momento en el que reciba la totalidad de los importes adeudados por el Cliente como parte de su pedido. La empresa no se hará cargo de la transferencia de propiedad a una tercera parte de un producto adquirido por el Cliente. Solo el Cliente original del producto podrá hacer valer la aplicación de las cláusulas de estas condiciones generales de venta.

La introducción de los datos nominativos solicitados en el marco de la venta a distancia es obligatoria, ya que esta información es necesaria para el tratamiento y la entrega de los pedidos, así como para la emisión de las facturas. Esta información es estrictamente confidencial. La no introducción de dichos datos implica el rechazo automático del pedido.

El Vendedor se compromete a no divulgar a terceros los datos comunicados por sus Clientes. Estos datos se utilizarán únicamente para fines de gestión interna, es decir, para el tratamiento de los pedidos, facturación, servicio, solvencia crediticia, marketing o publicidad personalizada … siendo esta lista enumerativa y no limitativa.

No obstante, estos datos podrán ser comunicados a entidades vinculadas contractualmente con el Vendedor para su propia prospección comercial.

Dicho esto, los visitantes tienen el derecho de oponerse si lo desean, a petición suya y sin cargo alguno, al procesamiento de sus datos para fines de marketing personalizado.

El Vendedor se compromete a respetar los principios de la ley belga de 8 de diciembre de 1992 sobre la protección de la privacidad en relación con el tratamiento de los datos personales. En este sentido, el Cliente que haya realizado un pedido a través de la página web del Vendedor podrá, en todo momento, consultar, corregir o eliminar los datos personales de los que disponga el Vendedor mediante el envío de un correo electrónico a customercare@marcolini.be o el envío de un correo postal a la dirección mencionada en el Artículo 1 de las presentes condiciones generales de venta.

Más información sobre nuestra política de privacidad.

Cualquier pedido del Cliente, así como cualquier entrega realizada por el Vendedor implica la aceptación plena y sin reservas del Cliente de las presentes condiciones de venta, sin perjuicio de cualquier otro documento, como las propias condiciones generales del Cliente o cualquier otro folleto, catálogo, etc., que solo tendrán un valor indicativo.

Las partes acuerdan expresamente que las presentes condiciones generales se aplicarán a sus relaciones comerciales, a menos que se acuerde lo contrario de forma explícita y por escrito. La derogación explícita de cualquiera de las condiciones generales o particulares no implicará en ningún caso la derogación de la aplicación del resto de las cláusulas generales o específicas.

La cancelación o inaplicabilidad de una de las cláusulas de las condiciones generales o especiales no tendrá efecto alguno sobre el resto de las disposiciones de las condiciones generales o especiales que seguirán por tanto siendo válidas y aplicables.

El hecho de que el Cliente no haya recibido las presentes condiciones generales en su lengua materna no lo exime de su aplicación.

Cualquier pedido de un producto presentado en la página web supone que el Cliente ha consultado y acepta de forma explícita las presentes condiciones generales de venta, sin que sea necesaria, para esta aceptación, una firma manuscrita por parte del Cliente.

La validación del formulario de pedido por parte del Vendedor constituye una firma electrónica que, para ambas partes, tendrá el mismo valor que una firma manuscrita y se considerará como prueba de la totalidad del pedido y de la exigibilidad de los importes adeudados en ejecución del mismo.

El Vendedor se reserva el derecho de modificar las presentes condiciones generales sin notificar personalmente al Cliente y sin la posibilidad de que este último reclame una compensación. Por lo tanto, es responsabilidad del Cliente verificar periódicamente si se han producido cambios. Cabe precisar que el Cliente puede guardar o imprimir estas condiciones generales de venta, siempre y cuando no las modifique.

El presente contrato está sujeto a la ley belga.

Cualquier reclamación deberá quedar registrada previamente por nuestro servicio de atención al cliente a través del correo electrónico customercare@marcolini.be. El Cliente dirigirá su reclamación en primer lugar al Vendedor para tratar ante todo de encontrar una solución amistosa.

En principio, en caso de que el litigio persista, solo los tribunales de Bruselas serán competentes para resolver el conflicto, de conformidad con la ley belga, salvo que exista una prescripción legal imperativa contraria.

Suscríbase a nuestro boletín de noticas

Para estar a la última de todas las novedades de la Maison Pierre Marcolini en exclusiva.

Al suscribirse a nuestro boletín, acepta nuestra política de privacidad.

Síganos también en

suivez-nous sur instagram suivez-nous sur facebook suivez-nous sur twitter